Fitspo

No sé si actualmente se puso como de moda el fitspo (fit inspiration) en las redes sociales y en mi entorno en general o yo pienso esto porque me he metido mucho en el tema, pero cada vez veo más y más blogs e instagrams de “healthy lifestyles”, de motivación para hacer ejercicio y de ropa deportiva. Cada vez veo a más gente yendo al gimnasio y preocupada de comer bien. Yo creo que si hay alguna moda buena es esta. Sobre todo en Chile.

Honestamente jamás en mi vida he sido una amante del deporte ni tampoco me he preocupado nunca de tener un estilo de vida o una dieta sana. Todo lo opuesto. Siempre soy de las que pasa más tiempo pensando cómo hacer trampa para correr menos en gimnasia antes que corriendo. Toda mi vida odié cualquier tipo de actividad física/deporte y recién me di cuenta de que era porque nunca había probado algo fuera de las clases de gimnasia obligatorias en el colegio con la clásica profesora bitch y la completa desmotivación. Tampoco les voy a contar que mi vida dio un giro de 360 grados y que ahora como frutas y ensalada y voy al gimnasio tres veces al día pero sí que cambió totalmente mi punto de vista respecto al tema.

Todo partió con mi intercambio, obvio. Calculando que de todas maneras iba a engordar, lo primero que hice fue incluir “Lifetime Wellness” (gimnasia)  en mi horario. Acostumbrada a las dos horas a la semana de mi colegio, casi me morí cuando me enteré de que iba a tener esta clase todos los días. Pero me sorprendió (de una buena manera) cuando me di cuenta de que en verdad estaba disfrutando e incluso contaba los minutos para que empezara la clase. Claramente era diferente a las clases de mi colegio en todo aspecto. En verano íbamos a nadar a la piscina y a andar en kayak, después en otoño salíamos a hacer trekking por el bosque, en invierno disparábamos flechas, esquiábamos y hacíamos “snowshoeing”. Ojo que en Santiago ni siquiera saldría de mi cama si llegaran a haber -20 grados pero aquí estaba yo sin guantes disparando flechas con mis manos con hipotermia.  Así le fui ganando cada vez más cariño al deporte hasta que volví a Chile.

No hay ninguna duda de que cuando llegué a Chile hace rato que no pesaba 48 kg. Estaba pesando como 10 kilos más, de los cuales la mitad los bajé sólo dejando de comer todas las toneladas de weas que digería allá. Además tenía los brazos gigantes de musculosos y parecía como un búfalo subiendo el empinado camino de tierra (en mi casa en el sur) sin problemas. En marzo me inscribí al gimnasio más cerca de mi casa con mi hermana (#5) y empezamos. Al principio hacíamos máquinas, hasta que nos aburrimos y empezamos a ir a clases de “Body Pump” (pesas, steps, abdominales, sentadillas,etc) después de que el profesor que las hacía nos aseguró que íbamos a quedar duras como acero. Finalmente nos aburrimos de despertarnos molidas todos los días y mi hermana me pidió que la acompañara a una clase de spinning. En esto sí que nos quedamos pa siempre. Lejos el mejor deporte que he hecho en mis cortos 17 años. En verdad tengo una relación amor/odio con spinning porque cada clase me la sufro sin falta, pero nada se compara a la satisfacción de salir raja de esa sala e irme a mi casa.

Simultáneamente con el gimnasio, tomé clases de pole dance, a lo que voy todos los sábados de doce a dos de la tarde con mi hermana grande (#2). Originalmente me metí como de webeo y  curiosidad porque siempre veía el cartel de las clases cuando salía a caminar por mi barrio, pero nos quedó gustando tanto que ahora tenemos un caño instalado en la entrada de mi casa. No voy a negar que también sufro harto en estas clases, sobre todo los dos días siguientes que apenas puedo levantarme de lo molida que estoy (y tampoco olvidar los moretones). En todo caso, les aseguro que es el deporte más entretenido y beneficioso (en cuanto a fuerza) que existe. Además quizás me sirva para el futuro por si me quedo sin ir a la universidad jaja. No pero enserio, ahora tengo más fuerza en los brazos que cualquier fisicoculturista. Si tienen la oportunidad y a sus papás no les molesta pagarlas, métanse.

Así como para cerrar y dejar una hermosa enseñanza de vida recomiendo demasiado levantar el culo de la cama y buscar algún deporte que uno disfrute porque en verdad que sirve muchísimo. Yo sé que todos dicen eso pero es verdad. Nunca estudio más concentrada a que cuando llego del gimnasio y tampoco está demás mencionar que uno duerme mucho mejor. Obvio que los beneficios en la salud son millones pero esos todos lo saben. En cuanto a dietas y comida yo no puedo decir mucho porque soy el peor ejemplo de una dieta sana o balanceada. Pero…sí, anímense y lo más importante: busquen algo que les motive.

Por si se preguntaban, sigo odiando las clases de gimnasia en mi colegio

ImagenImagen

Anuncios

  1. hola berni, te voy a dejar un comentario porque me di cuenta de que tienes cero en este post? (mucho tumblr) te quiero decir que me entere hace poco de tu blog y lo encuentro la raja! igual que tu personalidad que me doy la libertad de definir como unapologetic. Al principio pensé “igual esta bueno, pero es una cuica de mierda”. ya que me recordó mucho a la personalidad de compañeras mías que son muy huecas y no sé (voy en un colegio que es de un ambiente muy parecido al tuyo: católico, solo de mujeres y todo lo que conlleva eso). El punto es que me di cuenta de que tu eres mucho mas que eso, que tu ambiente y no te importa ser como eres.
    llevo 2 días seguidos leyendo tu blog y estoy en época de exámenes (así de bueno lo encontré). son casi las una y estoy con dolor de ovarios que es lo que explicaría lo cursi del comentario my apologies in advance


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s