Kumía

Si hay algo sobre lo cual he perdido completo control en mi vida es la comida. Vengo llegando de una semana de encierro en el sur donde comí como cachalote en celo con tres estómagos y me encantaría decir que tuve suficiente. Pero no. Tengo hambre. CONSTANTEMENTE. Tengo hambre todo el puto día y tengo una pasión más grande por la comida que por mi familia. Porque la comida está ahí en las buenas y en las malas, en los aburrimientos y las entretenciones, en la soledad y en los eventos sociales. Alabada sea, weón.

Con suficiente comida e insistencia me pueden mover a hacer cualquier weá que se les venga a la cabeza. Yo no hago favores pero, puta, con un Starbucks y unas papas fritas me tení comprada. Hermanos, en verdad les digo, la comida mueve masas. Si me conocen bien, sabrán que mi pasión por la comida igual es restringida. Me gustan weás muy específicas y la gama de cosas que NO me gustan es mucho más amplia. Les haré un recorrido por este mágico mundo que son mis gustos culinarios (jiji). Súbanse al tren de la kumía.

trencito copy

Nuestra primera parada va a ser la plaza del queso. El queso es la raja y la gente que no come queso porque “tiene olor a pata” o solo le gusta derretido merece mil muertes lentas una tras otra. La hueá es hermosa. Se puede comer a todas horas y si está añejo mejor (los buenos, obvio). Mis top kesos son el Grana Padano y el Roquefort, lamentablemente el top keso de mi mamá es el laminado amarillo fosforescente con textura de plástico y sabor a semen de burro agonizante. Tip majestuoso para cuando se pasen por la plaza del queso en su tiempo libre: corten un cubo bien grueso de queso y le incrustan un cuchillo y lo ponen en el fuego de la cocina como si fuera un marshmallow. CTM la weá rica. No sé si la gente lo hace pero háganlo. Es mejor que culiarse a James Franco.

Si observan a su derecha, podrán apreciar el monumento a la mantequilla de maní. Este producto tan menospreciado e ignorado es el puto manjar de los dioses. Antes de mi intercambio no me gustaba. Durante mi intercambio lo empecé a incorporar en mi dieta gringa mega light y de ahí en adelante cagué. Me volví maracamente adicta. Cada cucharadita de porte Barbie tiene como 23991308239081 calorías y me importa una raja abierta con mojón colgando porque la weá es más orgásmica que la shusha. Tanto así que cuando descubrí que en Chile vendían puras marcas malas y con musho agregado aprendí a hacerla yo misma. Convertí a mi hermana a la religión de la mantequilla de maní (porque ella juraba por todos los santos que no le gustaba pero en el fondo le excitaba caleta y comía a mis espaldas) y empezamos a cocinar la weá con mega pasión y dedicación como si se tratara de metanfetamina. Es un gusto adquirido pero puta que uno lo adquiere.

Si se fijan bien, justo atrás del monumento a la mantequilla de maní, se puede ver una reducida parte de la fosa de la Nutella. Odio la Nutella con toda mi alma y corazón inexistente. El origen se remonta al 2008, donde fui lo suficientemente imbécil para cucharearme un tarro completo sola y en menos de un día, lo cual concluyó en vómitos intensos durante toda una noche y el asco profundo que le agarré hasta el día de hoy. Desprecio eterno.

Nuestra próxima parada serán los mataderos. El valle que se presenta frente a nosotros es donde matan shanshos para hacer tocino. El tocino merece 100 altares y capillas en cada ciudad del mundo porque es más rico que meter la mano en un container con pelotitas de plumavit. Esa weá se la poní a CUALQUIER comida y la mejora en un 200%. ¿Zapallito italiano pasao a caca? Tocino. ¿Pizza mediocre? Tocino tocino. ¿Pancakes con syrup? MEGA TOCINO. Puta que es rico. El tocino es como el Papa de las comidas (porque el dios de las comidas es el kétchup, obvio) y merece un respeto santísimo e inquebrantable. Tengo una infinita compasión por todos l@s animalistas/vegetarianos/veganos/whatever que no pueden comer lo mejor que nos dejó Dios en la tierra, incluso mejor que su hijo… Tocino > comulgar.

Pero eso no es todo, a su izquierda probablemente notaron un valle sombrío y gris. Ese es el matadero de patos dedicados a la producción de Foie Gras. CONSHITUMARE. No sé si saben lo que es el Foie Gras pero yo no me imagino una vida sin saberlo. Como mi familia es semi francesa yo crecí comiendo Foie Gras. La hueá es entera ilegal en mil países porque hay un enorme dilema moral parecido al del aborto en torno al tema. Lo indecoroso del asunto se encuentra en la forma en que se fabrica esta weá de paté porque se hacen mierda a los patos qls pa obtener el hermoso producto final. Si son amantes de los patos tápense los oídos… En algún lejano lugar del mundo tienen a cientos de patos y gansos acumulados en unas rejas de 1×1 que no hacen nada más que comer todo el día. A estos pobrecillos los sobrealimentan por sonda como weones hasta que se les “hipertrofia” el hígado y los degollan. Y pa decirlo de una forma más bella, la interneh me ayuda: “Una vez que éste se desangra y despluma, es necesario mantener su cuerpo en reposo por 12 horas en una cámara frigorífica para luego extraer el hígado.” En eso consiste. Yo no soy anti animales ni nada por el estilo pero si se trata de Foie Gras, por mí que violen a los patos con un dildo de diarrea y después los electrocuten y si quieren matan a mis papás de pasada. No me importa. El Foie Gras todo lo vale. Les dejo una inspiradora recolección de cuadros de la orgásmica tienda de Foie Gras a la que fui en Francia:

foie gras

Continuemos el recorrido.

En este minuto estamos pasando por la angostura de la muerte y el fracaso. Aquí se encuentran todas las kumías que solían ser fabulosas y bacanes pero que el tiempo las ha convertido en cadáveres sin vida.  Por ahí va corriendo un salvaje McFlurry de oreo y salsa de manjar. Puta que rabia. Era rica esa hueá… Yo era mega adicta pero me pasó la peor de mis pesadillas cuando después que había pasado mi etapa de obesidad post intercambio, decidí ir a comprarme uno. Casi me desangro cuando caché que ahora le ponen la oreo entera. Qué weá. Se me trizó el shoriflai en mil pedazos y nunca más volví. No puede ser tan difícil hacer un puto espolvoreado de oreo, wn… Atentos que también, a lo lejos, podemos admirar una manada de Gansitos con la franja de frambuesa mas shica que el orto y con la capa de shocolate cada vez más gruesa.  No se olviden de fotografiar a los Mekanos con su salsa de manjar que ahora es mínima y pa más tiene sabor a pico con ampollas. Juran que no nos damos cuenta de la reducción de manjar y el aumento excesivo de chocolate. O en el caso de los snacks, el aumento de aire. Paren la weá, oh.

Amigos, prepárense para lo peor porque ahora cruzaremos el río de mis traumas alimenticios. Porque soy una maniática ql con la comida… A mí no me meten cubiertos ajenos en mi plato. Tampoco comen mandarina al lado mío ni le ponen frutas de decoración a mi postre de chocolate. Y weón, OLVÍDENSE  de sugerirme algo como: “ay pero pídete esa hamburguesa y le sacai el tomate nomas, qué tanto”. OLVÍDENSE PORQUE NO LES HABLO MÁS. Les presento una lista de las cosas que nunca en mi perra vida he probado y tampoco pretendo probar (ojo que esta es la lista de cosas que no he probado porque la lista de cosas que no me gustan sería entera eterna):

  • Frutas
  • Cualquier tipo de ensalada y sus derivados
  • Pescado / mariscos
  • Comidas frías que no deberían ser frías. Las típicas de los asados. Onda, papas mayo o cous cous con tomate y no sé qué weá.
  • Otras cosas arbitrarias como la alcachofa, los pepinillos y mil weás más

Estas comidas no me las ponen cerca ni mucho menos en mi plato. JAMÁS. Porque me taimo como una pendeja de dos años si me hacen esas weás. Y por eso es que sufro demasiadas experiencias traumáticas con las comidas. Recordemos el verano pasado… Mi familia y yo comiendo en la terraza. Ellos comían erizos con olor a zorra y yo chips con dip de queso. Sin darme cuenta me comí un chip que había sido contagiado con el juguito de zorra con caca de un erizo. Se me hace un nudo en la garganta y me encierro en mi pieza hasta el fin de los tiempos. Hace poco me pasó otra mucho peor. Venía llegando del colegio a las 4:30pm como cualquier otro día y la #5 me ofrece una pasta pa almorzar que había hecho la #4 y se veía rica. Acepto la weá y voy a la salita a comer. No estaba segura qué tenía la pasta pero estaba piola… O sea, distinta pero bien. La #5 la prueba y me dice que tiene atún. Nudo en la garganta + visión borrosa. Subo a mi pieza, me como una caja de After Eight entera y me echo en mi cama en sostenes y calzones como paciente de hospital siquiátrico.

Me afecta caleta la weá.

Me afecta incluso más que las comidas mierdas que hacen y compran en mi casa. Por ejemplo, el jamón sellado al vacío que cada vez tiene más juguito con olor a peo mezclado con tufo de Robin Williams. Asqueroso. O las verduras “salteadas” que hace mi nana que cada día son más crudas y decoloradas. Igual que la salsa de hospital que le pone al pollo. La hueá llega a encandilar de lo blanca que es. Pa qué hablar de cuando llego a la casa y están haciendo coliflor o alguna de esas huevadas que deja la casa pasada a peo de alcantarillado con partículas de poto. Qué asco weon, dan ganas de sellarme el ano con gotita y embutirme chocolate hasta que me explote la guata y me pueda morir tranquila o algo así. Trágico.

En fin, amigos, este viaje está por terminar pero como dicen: lo mejor para el final. Nuestra última y estimada parada es el FOOD PORN. Esta pasado de moda ser adict@ al porno, el food porn es MUCHO mejor. Si me siguen o me sicopatean por Twitter saben esto más que nadie. Yo vivo por el food porn; tengo hasta una carpeta de food porn así hardcore en mi computador y la veo siempre que tengo ganas de food porniar. Es una puta adicción, les juro. Y obvio que es mejor que el porn porn. O sea, ¿ustedes creen que la weona del porn porn está teniendo un orgasmo en serio? Weon, la pobre ni siente su vajayjay. En vez que les aseguro con mi vida que la persona que se está comiendo esa hamburguesa del In-N-Out con extra queso y tocino está teniendo los mejores orgasmos múltiples de su perra vida. Demás hasta le explotaron los ovarios o se quedó esperando wawa. Es demasiado probable. La otra hueona atragantándose con un pico esta CHATA, quiere puro comerse un volcán de chocolate con helado. Yo sé. Además el food porn es real po. Como que si vay al In-N-Out en verdad vay a encontrarte con la misma hamburguesa de la foto en vez que es más probable que te encontrí con una sirena con pico antes que tengai sexo como el del porn porn. Pa más ni si quiera necesitai a alguien más pa comerte una hamburguesa. Esa weá no se comparte. Lo encuentro la raja.

sfw-porn.com_08

Básicamente en eso consiste mi filosofía culinaria. Ahora saben que si quieren que haga algo me tienen que entrenar con kumía igual que las ballenas de Sea World. Jamás en la vida voy a entender a la gente que solo come cuando tiene hambre porque es una hueá superior a mí. Yo creo que he comido con hambre como dos veces en mi vida porque nicagando me alcanza a dar hambre en un día con la cantidad de mierda que ingiero. Para terminar les dejo una escala que les hice sobre cómo conquistarme con comida y lo que equivale a cada alimento:

 -Galletas digestive de chocolate (escasísimas en el país) = contacto visual tela

-Reese’s/ Hershey’s Symphony = un abrazo

-Pizza Dello Chef del Tiramisú = te doy la mano

-Volcán de chocolate/ helado de Vauquita del Freddo = un besito de esquimal

-Filete a lo pobre = agarramiento                                                                                                  

-Foie gras con baguette = felación

-Filete con salsa de roquefort con papas fritas = mi flor

-Papas fritas waffle con kétchup Heinz y pollo frito = sexo sadomasoquista

-Juicy Lucy con tocino, cebolla caramelizada, kétchup, huevo frito y papas fritas + brownie con helado y salsa de manjar = gang bang

En serio.

**Nota: ¿Cuáles son sus comidas favoritas? ¿Cómo viven ustedes su vida espiritual culinaria? Reflexionen. Ah y me hice un Ask ql por si quieren saber algo de mi ciclo menstrual o de mi dedo deforme de la pata. Los amo ❤ http://ask.fm/poleradeperro

tumblr_mpqlh4e71a1qcafajo1_500

Anuncios

  1. Igual que weno que te gusten pokitas cosas wacha. Más erizos para mi. Te faltó decir q te gusta comerte los cueritos de la uña de la #5.

  2. Puta la cabra ql mañosa… Comparto lo del queso y el tocino, especialmente el Grana Padano (agregar siempre un extra de ese queso a cualquier wea que pidai en el Tiramisú). Los erizos son un asco y sentir como se mueven adentro de la boca dan ganas de vomitar, además tienen gusto a sacapunta metálico. Tengo unas consultas eso sí:
    Cuál es tu opinión acerca de los palos de ajo?
    Otra pregunta, dijiste que no te gustan las ensaladas pero te gusta la cebolla? si la respuesta es NO, dejo de seguirte y ándate a la mierda con tu puto blog porque yo tengo la teoría de que la gente que no come cebolla no puede ser feliz, por lo tanto, no vale la pena ser su amigo.

    • Iwals en el tiramisú son cagaos con el Grana Padano, siempre dan como miguitas asi los qls….
      Los palos de ajo? mmmmmm me gustan pero como onda una vez cada 5 años en verdad. Normalmente trato de evitar el ajo xdxdxd
      Si, obvio que la cebolla si me gusta pero bien cocinada pooo zii, caramelizada en una burguer CTM la wea rica, o en un filete a lo pobre si obvio. Pero no ando mascando cebollas de colación. Creo que si podré ser feliz ❤

  3. Berni danuhh que honor estar en tu tren wionaaa omggg ! Yo tambien hago mi propia mantequilla de mani porque en chile estan bañadas en aditivos y la amoooo💖💖💖💖 la dura nunca hay probado una fruta? Igual raro lol

    • Es q eri de mis top comentadoras po gaiia! Como te iba a dejar fuera del trenns!! Y wna la mantequilla de mani esha en casa es la huea mas magica del universo la cago lo rica 😍😍😍😍😍 y no, nunca he comio frutas (jugos si). Iwals rara, sí jajaa
      Chauuu bebé

  4. Polera, anoche bien tarde, venía en un taxi de vuelta a mi casa y mi celular, que es muy hermoso, me notificó que habías posteado.
    Vine rauda a leer a la segunda pendeja favorita que tengo (la primera es mi hija) y como siempre me reí a carcajadas contigo. Para qué decir que la que quedó como loca de psiquiátrico no fuiste tú con tu gran e inmensa maña por las comidas, sino que fui yo. El taxista me miraba por el espejo retrovisor con temor, debe haber pensado que un demonio me había poseído.
    Pese a eso, me encantó lo que escribiste, y debo agregar algo mas. Cuando alguien más grande que tú, te diga: después cuando crezcas, TODO te gustará y de TODO comerás, ríete en su cara y escúpelo por mentiroso, porque eso NO OCURRE! Yo nunca, pero nunca he dejado de ser mañosa y te entiendo perfectamente. Lo que sí pasa y te hace pasar horas de infinita miseria es que con el paso de los años el guatonismo se apodera de nuestros hermosos bodys y como ya no tienes 15 ó 16, como tú, cuesta jevi bajar de peso, entonces te replanteas comer frutas y ensaladas y tratas, por fin comes lechuga, apio y toda la mierda verde que se supone es rica y sana, pero no puedes, y vuelves al inicio con los quesos, chocolates, vinos y espumantes… La buena vida y la poca vergüenza!
    Como siempre Polera, fue un agrado leerte.
    Ah y no es en mala, pero feliz regreso a clases, te quedan menos de 48 horas para el fin de tus hermosas y envidiadas vacaciones!!
    Orvua.

    • JJAJAJAJJAA que amorrrr :’) Pobre taxista, wna jajajja Y ya sé más que nadie lo que dices. Me webean todos los putos dias con que cúaaaandooo vas a commerrr como la gente normal?!!!?!??!?!? y bla bla y onda, yo SÉ que nunca voy a comer esas hueas, y si algun dia empiezo a engordar me voy a operar, nose, pero ensaladas JAMÁS JAMÁS NUNCA. Mañosas united por siempre ❤ ❤ Gracias por el recordatorio, no era como que ya lo tenía mega presente y estaba cerca de caer en una depresion profunda jajaja QUE PAJA WNA 😥 COLEGIO QL
      Gracias por el comentario chiiica madura que trabaja y hace cosas importantes ❤ ❤
      byeee

  5. Me reí a carcajadas!! Es como si mi alma gemela hubiera caído del cielo jajajaja no me pude sentir mas identificada, no como frutas ni verduras, nada que venga del mar ni que tenga pepas, además que amo el tocino por sobre todo y el queso cheedar es de mis cosas favoritas con mis barritas natural valley.
    Grande pollera de perro

  6. Tenemos menos coincidencias en comida que el margen de error estadístico. Siendo franco, no importa. Come lo que se te antoje cuando te dé la real gana; pero convertir los gustos en dictadura (dudo que tú lo hagas) no lo puedo aceptar.

    Como “sano”, casi siempre con hambre; sin ser un hipócrita que no encuentre sabrosa la comida chatarra; simplemente no me dan antojos tan seguido. Ahora cuando te obligan a comer porque es “normal” echarse A, B o C a la boca, me acuerdo de no hacer lo mismo. O si no estaría peor de la cabeza que toda esa tiranía de lo uniforme. Más frituras, azúcar, combinaciones imposibles de digerir… para quien le encante.

    Los gustos sí pueden cambiar, pero no es brutal. Le encuentras un sabor especial a algo que no te llamaba tanto la atención; más allá de eso es puro cuento. Lo importante es gozar, no andar mirando al plato en busca del pelotón de fusileros.

    Sigue igual como ahora. La culpa es mil veces peor si te echas atrás.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s