Weona, tócame la frente

Todo parte con una caminata lenta, una mirada perdida y melancólica, un tono de voz más bajo, respuestas monosílabas; indirectas pero directas. Quiere que le pregunte qué le pasa. “No lo hagas, no lo hagas, no lo hagas, no lo hagas” me repito a mí misma tratando de guardar la calma con todo mi ser. Ya sé lo que está tratando de hacer y me niego a avalar este comportamiento.

“Weona, ¿cachai a qué lado está el apéndice?” dice con cara de sufrimiento tocándose la guata.

Está forzando los límites y lo sabe. Está hambrienta de atención. Quiere que le pregunte por qué pregunta eso. Su cuerpo lo necesita. Sé fuerte, Berni. Sé digna. No le preguntes, no le preguntes, no le preguntes, no le preguntes.

Me mira expectante.

“Ni idea” le respondo desinteresada. No me rebajaré a preguntarle por qué. Tarde o temprano va a ceder ella misma.

“Es que, weona, siento como una puntada gigante acá. De todas maneras es apendicitis. Me duele hasta cuando camino. Cuando como también. ¿Será normal? Voy a googlearlo, nunca me había pasado. Es que mira, tócame acá. ¿No sentís como hinchado? Es que toca.”

Pienso: CHÚPAME EL ORTO EXAGERADA CULIÁ OBVIO QUE TE VA A DOLER LA GUATA SI ACABAI DE ZAMPARTE TRECE CUCHUFLIS Y DOCE EMPANADAS, AWEONÁ. PARA DE ACTUAR COMO SI TE HUBIERAN DIAGNOSTICADO ELA.

Digo: No sé.

Quisiera decir muchas cosas y putear muchas veces (y quizás de paso abrirle el torso con un bisturí y sacarle el apéndice y refregárselo por la cara para que vea que está sano y  después metérselo por la boca y obligarla a comérselo) pero he conocido a suficiente gente hipocondriaca en el curso de mi vida como para saber que hay que hacer de todo menos pescarlos. Son animales sedientos de atención y nunca entenderé qué quieren de mí. No soy doctora ni farmacéutica y no sé por qué cresta me cuentan a mí los síntomas de sus cuadros médicos inexistentes. Me importa un hoyo si tenís cáncer terminal o si estay a punto de parir en la mitad del Costanera Center. Te juro que no puedo hacer nada por ti.

Tengo algo que decirle a toda la raza hipocondriaca:

CÁLLENSE POR LA CONCHADETUMADRE

Weón, a nadie le interesa que te hayai ido a hacer el examen de las alergias. Ridícula culiá que te andai jactando de que te enchufaron treinta agujas en el brazo solo para reafirmar que erís alérgica a los gatos y a esa wea de plátano oriental. No, weona, no quiero ver tu brazo con pinchazos. Para de mostrármelo. A nadie le importan tus alergias básicas de maraca con sarna.

Paremos de fingir interés y buena onda en estas situaciones. Me aburrí. Weón, estamos en el 2015 y es hora de que les digamos la verdad a esta gente culiá.

A NADIE LE IMPORTA.

No son interesantes porque se fueron a sacar sangre y tienen el parche curitas cerdo en el brazo con un punto de sangre. Jamás les pregunten por qué se sacaron sangre. Eso es justamente lo que quieren. Tampoco les pregunten de qué son los exámenes que se hicieron ese día que cancelaron planes. Solo queda rezar para que sea algo terminal. Corrijo: nunca les pregunten NADA. Aunque lleguen a clases con un brazo amputado y con un injerto de piel de cocodrilo en la frente.

NO. PREGUNTEN.

A esta gente le encanta tener cicatrices, heridas y moretones y lucirlas con orgullo. Les van a hablar de todo lo que les duele, que se cayeron por la escalera recién encerada, que se cortaron con no sé qué weá que no corta, que van a tener que ir al doctor, que se puede infectar. A todos nos ha tocado escuchar un discurso así. No hay grupo de amigos sin al menos una persona hipocondriaca. Si no identificas a nadie cercano, probablemente eres tú. Y si erís un hombre heterosexual (tras intensivas investigaciones) puedo asegurarte que definitivamente eres tú. El premio de pussies gays culiados en cuanto a sentirse mal son los hombres heterosexuales. No he visto weá mas exagerada que ellos. Les sale un moco y tosen una vez y los weones se echan a morir como si fuera el apocalipsis. Jamás admiten que se sienten mal pero hacen un show impactante digno de teleserie venezolana. Ojos en blanco, espasmos, últimos deseos y la weá. Les juro que no he visto weá más homosexual que los hombres heterosexuales.

VÁYANSE A LA CHUCHA. Paren de hablar de que se sienten mal si no van a hacer nada al respecto. Paren de pedir remedios en voz alta para llamar la atención. Paren de inventar weás, por la mierda. Weón, ya me hay dicho trescientas veces que erí intolerante a la lactosa. Ok. Voy a fingir que te creo y que me interesa pero porfa no me vengai a llorar dramáticamente cada vez que te comís un yogurt. Paren de tomarse remedios misteriosos al frente de harta gente solo para que les pregunten por qué toman eso (si te piden agua para tomárselo son expertos, cuidado). Chúpenla, weón, chúpenla.

Me afecta a nivel espiritual esta weá. Yo sé que la selección natural vendrá por todos ustedes pronto. No quiero escuchar ninguna otra puta vez en mi vida que creen que tienen fiebre, que porfa les toquen la frente, que no, que tení la mano fría así que no vay a cachar bien, que mejor tócala con la boca, es que mira, MIRA, estoy hirviendo ¿o no? OY WEONA NO SÉ. PERDÓN POR NO TENER UN DOCTORADO EN FIEBRES DE MARACA CULIÁ MAMONA CHUPAPICOS. Pero no. No se puede decir nada porque te dicen que erís insensible, que no entendís lo mal que se sienten, etc. Lo siento mucho pero no les creo nada. Todos saben que les encanta tener enfermedades y se les para el clítoris cada vez que sale una oportunidad para ir al doctor o hacerse exámenes. Ese sufrimiento actuado antes de ir a la clínica nadie se los cree.

Paren con su volá paranoica porque todos sabemos que la “operación” que tienen mañana (y por la que ojalá pidieron que rezaran) no es nada más que una extracción de muelas del juicio o la sacada de un lunar (“no soy exagerada, weona, es que en mi familia tiene un historial de cáncer”). Les encanta usar ese lenguaje culiado médico para que la gente piense que tienen algo grave y les pregunten. Por la chucha yo sé que les sale bilis del ano por la excitación cada vez que alguien cae en su juego y les pregunta qué tienen. Me enfurece por la reconchatuzorrapicowea.

Ustedes saben quiénes son y este post es para ustedes. Les deseo todos los males del mundo y mucho más. Mentira. Ese probablemente sería el cielo. Les deseo pura salud y que ojalá ni siquiera un mínimo resfrío les llegue en invierno. Ah y que les impidan el acceso a todas las putas clínicas.

tumblr_m9oxwtDluo1ry6msio1_r1_500

Anuncios

  1. una galla de mi circulo de amigos es así y no la soportooo!! NO ME IMPORTA SI FUISTE AL DOCTOR 3 VECES ESTA SEMANA Y NO TE PUDIERON ENCONTRAR NADA! si tanto te gusta quédate hospitalizada y para de webiar a la gente sana

  2. JAJAJAJAJJAJA ctm wea cierta!!! tengo dos amigas asi y son terribles!! De verdad, siempre les pasa alguna wea y sólo se dedican a sufrir weón. NO LO SOPORTO.

  3. van y se hacen exámenes y vuelven frustrados porque no les apareció náh!

    *como q se me le athragantó el atún…

    *podriay escribir sobre lollalovers o la volá de creerse diferente por andar con tattoo como si fuese la wea más contracorriente y futurista/rupturista

    (polera says: esríbelo voh pajero ql)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s